< Meta name = " yandex - verificación " content = " 523e1d24aecc38d2 " / >

¿Es posible instalar un gimnasio en un contenedor marítimo? ¡La respuesta es sí! Como ya sabrás por anteriores posts de nuestro blog, estos elementos han supuesto una verdadera revolución en los últimos años, permitiendo toda clase de utilizaciones, desde cafeterías y pubs hasta una alternativa a la vivienda tradicional.

Pocas personas iban a poder adivinar hace unos años el futuro tan brillante del que iban a disfrutar los containers. Sin embargo, a diferencia de hace un tiempo, hoy en día son muy pocas personas las que les ponen límites. Si su presente es brillante, el futuro es envidiable.

En primer lugar, desde Neo Container hay que destacar que este tipo de gimnasios no tiene nada que envidiarle a uno tradicional. De hecho, permite una renovación de su concepto, posibilitando la creación de una forma distinta de hacer deporte y cuidarse.

La época en la que los contenedores marítimos eran simples cajas para transportar mercancía ha concluido. Pese a que siguen siendo fundamentales y ofrecen toda clase de soluciones, actualmente son múltiples los usos que se le están dando. No en vano, se adaptan a casi cualquier situación y pueden adoptar diversas formas, tantas como funciones se les quieran dar.

Gimnasio contenedor marítimo

Tras las viviendas, oficinas, bares o tiendas, los gimnasios se han convertido en otra alternativa realmente demandada en la actualidad. Su innovación y lo rompedor de sus diseños han supuesto un soplo de aire fresco a este sector. Estamos ante alternativas económicas, viables y realmente interesantes.

Pero no nos podemos olvidar de otra ventaja fundamental de apostar por un gimnasio en un contenedor marítimo: su movilidad. Es posible “trasladar” el negocio allí donde se desee, buscando de esta manera una solución muy original en ciertas épocas.

Además, tampoco nos podemos olvidar de su aspecto vanguardista y original. Pero, sobre todo, es una solución ecológica. No en vano, la mayoría de materiales y estructuras utilizadas son reciclados.

Londres, Estocolmo, Montreal, San Diego, Nueva York… Son muchas las ciudades que ya presentan la alternativa de ir a un gimnasio en un contenedor. En todos estos casos, estamos ante un centro fitness de gran calidad.

Para terminar, si estás interesado en disfrutar de esta alternativa en tu hogar, o si quieres emprender un negocio de fitness a partir de un contenedor, tienes que saber que es posible diseñarlo a tu gusto y totalmente personalizado con tus necesidades. No renuncies a todas las comodidades posibles, como calefacción, aire acondicionado o baño.

Gimnasio contenedor